¿Te imaginas un toro bravo como mascota?

La relación del hombre con los animales es, como mínimo, complicada. Estoy en contra de que se torture a los animales y de que se les haga sufrir por pura diversión.

FOTO: Vladimir Terán Altamirano

Sin embargo, me gusta la ternera con salsa y setas, pero prefiero no saber de que forma se transforma a un inocente becerro en filete. Y no pienso ni en la intensidad de sufrimiento del animal ni en el tiempo que ha durado su tortura. Tal vez no sufran casi nada, cosa que me alegraría. Pero me temo que no es así puesto que he visto vídeos y reportajes que le quitan a uno las ganas de comer (hasta que vuelvo a tener hambre, afortunadamente).

Este vídeo nos muestra un animal alegre, sin una pizca de agresividad, juguetón como un niño. Este mismo animal se defenderá de las amenazas con bravura si se ve acorralado en una plaza. O si le ponen bolas de fuego en los cuernos. Es normal, ¿qué haríamos nosotros? El caso es que en una plaza se le clavan banderillas una y otra vez, el animal sufre y los espectadores disfrutan. Pero yo no puedo verlo, que le vamos a hacer.

Disfruta del vídeo y nos comentas qué te ha parecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *