¿Nos tomamos unas risas de 7 minutos?

¿Dónde acabará el gimnasta?

Seguramente que es mucho más sano, para el cuerpo y para la vida, tomarse unas risas enlatadas que un café o una cerveza (sobre todo si ya no es la primera). La verdad es ni la inteligencia ni la estupidez humana tienen límites. En este vídeo encontrarás más muestras de esto segundo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.