Un hotel en las nubes y sin ascensor

De hoteles los hay para todos los gustos y extravagancias. Algunos están colgados en los árboles de un bosque. Otros, bajo el mar. También construídos en un barco sacado rescatado del chatarrero. En esta ocasión, puedes ver un hotel cuyas habitaciones cuelgan, literalmente, de un acantilado. Está en perú y se llama Skylodge Adventure Suites. ¡Disfrútalo!

 

FOTO: PILAR OLIVARES (REUTERS)
FOTO: PILAR OLIVARES (REUTERS)

El hotel Skylodge Adventure Suites está situado en el Valle Sagrado de los Incas, en Urubamba. Es una provicina muy cercana al poblado de Machu Picchu. Un lugar en el que no pueden faltar las actividades. ¡Anímate!

 

FOTO: PILAR OLIVARES (REUTERS)
FOTO: PILAR OLIVARES (REUTERS)

Los taxistas de la zona se niegan rotundamente a acompañar a los turistas hasta la puerta del hotel. Tampoco, y no se sabe la razón, les alquilan coches a nadie que diga que duerme en hotel Skylodge Adventure Suites. Por tanto, la única forma de despalzarse que tienen los huéspedes de tan singular hotel es usar esta tirolina, colgada a más de 400 metros de altura.

 

FOTO: PILAR OLIVARES (REUTERS)
FOTO: PILAR OLIVARES (REUTERS)

Ya se pueden olvidar todas las medidas de seguridad, relajarse y echarse una cómoda siesta. De esta habitación se sale por arriba, pero acompañado por todo el equipaje de un experto alpinista.

 

FOTO: PILAR OLIVARES (REUTERS)

En unos 15 metros cuadrados se dispone de comedor, baño privado y 4 camas. No está nada mal. Lo que nos gustaría ver es cómo acondicionan la habitación para un nuevo cliente los de limpieza.

 

FOTO: PILAR OLIVARES (REUTERS)

Esta chica está disfrutando de unas vistas espectaculares desde su habitación. La ventaja de este hotel es que puedes dejar las ventanas abiertas sin temor a que te roben las pertenencias (aunque tampoco lo tengo muy claro).

 

FOTO: PILAR OLIVARES (REUTERS)
FOTO: PILAR OLIVARES (REUTERS)

Dispone, como puedes comprobar, de una fabulosa terraza exterior. En estos momentos el camarero (que ha subido por la tirulina), les acaba de traer un magnífico desayuno.

 

FOTO: PILAR OLIVARES (REUTERS)
FOTO: PILAR OLIVARES (REUTERS)

Los turistas se cruzan y se saludan sonrientes porque a la chica se le ha olvidado el móvil en la habitación y tendrá que escalar 500 metros en una pared vertical y volver a bajar. ¡Esa memoria!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.