La Ley de Murphy – Leyes de Murphy

LEY DE MURPHY
¿Cómo se echa el limón a la merluza?. Muy sencillo: Se tapan los ojos con la rodaja de pescado y después se espachurra el limón apuntando en cualquier dirección.
¿Haces copias en cinta?. Tírala. Cuando la necesites estará estropeada.
A dos talentos iguales, el extranjero es el más apreciado.
A más amor, más dolor.
A más frio, más tiempo tendrás que esperar en la estación.
A más lluvia, más lejos tendrás que aparcar el coche; y más cosas tendrás que cargar o descargar.
A nadie le importa lo que hagan los demás.
Al hacer las maletas para las vacaciones, llévate la mitad de ropa y el doble del dinero.
Al montar un equipo previamente desmontado, siempre sobran piezas.
Aléjate del químico que está a punto de hacer un descubrimiento.
Ante cualquier situación, compórtate como si fuera normal.
Antes de encontrar a tu príncipe azul, tendrás que besar a cientos de ranas.
Antes o después, puedes tener la más completa seguridad de que se producirán las circunstancias más desfavorables.
Aún cuando nada pueda salir mal, saldrá mal de todos modos.
Aún entre mil posibilidades, escogerás la que más te perjudique.
Aunque sólo tengas que cambiar la bombilla del intermitente, tu mejor traje y tú acabaréis llenos de grasa, aceite y polvo.
Basta desear firmemente que algo no ocurra para que acabe ocurriendo.
Cada organización tiene un cupo de puestos a cubrir por inútiles.
Cada reparación crea nuevas averías.
Cada solución aporta nuevos problemas.
Cada vez que dibujes con el mouse padecerás un ataque de Parkinson pasajero.
Casi todas las personas tienen la pareja que se merecen.
Con la luz apagada, todas las mujeres son maravillosas.
Con lo grande que es el mar, una sola mierda y te la tragarás entera.
Concentrarse en evitar un mal es suficiente para que no puedas evitar que suceda.
Crea problemas para los que sólo tú sepas poner solución.
Cualquier ayuda empeorará la situación.
Cualquier cosa cortada a medida siempre queda corta.
Cualquier cosa que añadas a una comida para sorprender a tus invitados, la estropeará irreversiblemente.
Cualquier cosa que dependa de la fiabilidad humana, no es fiable.
Cualquier cosa que digas será mal interpretada.
Cualquier discusión que se alargue lo suficiente, terminará por cuestionar el significado académico de cada una de las palabras que se han usado.
Cualquier organización es igual que una fosa aséptica: los trozos más gruesos están arriba.
Cualquier problema sencillo se convierte en insalvable si se hacen las suficientes reuniones para discutirlo.
Cualquier programa acabado es obsoleto antes de ejecutarse por primera vez en un ordenador.
Cualquier situación, por mala que sea, es susceptible de empeorar.
Cualquier solución aporta nuevos problemas.
Cuando abres un ordenador, las partes que necesitas manipular son inaccesibles.
Cuando aparezca un nuevo problema, debes saber que viene acompañado.
Cuando aportes una solución serás ya parte del problema.
Cuando compramos un Pentium 450 y estamos seguros de que no se quedará corto, a las tres horas aparece un maldito procesador el doble de rápido.
Cuando creas que no puedes caer más bajo, se abrirá el suelo a tus pies.
Cuando creas que ya nada puede ir peor, te darás cuenta de que tienes poca imaginación.
Cuando desmontes cualquier cosa para arreglar un pequeño problema, causarás un problema más grande.
Cuando encuentres algo que hacía tiempo que habías perdido, perderás otra cosa de inmediato.
Cuando encuentres la solución, el problema ya no existirá.
Cuando estés comiendo unas sabrosas gambias con los dedos, sonará tu nuevo teléfono móvil.
Cuando estés en un centro comercial y suene una canción que te gusta, el encargado de megafonía emitirá un berrido.
Cuando hagas algo extraordinario, pasará desapercibido; si cometes un pequeño error, saldrá en el periódico.
Cuando intente demostrarle a alguien que una máquina no funciona, funcionará.
Cuando intentes demostrar a alguien que una idea no funciona, funcionará.
Cuando las cosas hayan empeorado tanto que ya no es posible que salgan peor, se repetirá el ciclo.
Cuando llega la ola de calor, les toca el turno de averías al aire acondicionado y a todos los ventiladores disponibles. Simultáneamente.
Cuando llegas, no hay ni un aparcamiento; cuando te vas, los hay a docenas.
Cuando más tiempo lleves en una cola, más probabilidades hay de que te hayas equivocado de ventanilla.
Cuando no lleves prisa, la luz se pondrá verde en cuanto tu vehículo se haya detenido por completo.
Cuando se ha detectado y corregido un error, se descubre que no era un error.
Cuando se marcha un inútil, se contrata a otro.
Cuando te acuestes tendrás más problemas de los que tenías al levantarte.
Cuando tengas la sensación de que nada puede irte peor, tiembla, porque tu situación empeorará.
Cuando tengas que sacarte el pasaporte, tu DNI estará caducado.
Cuando tienes prisa por entrar en casa, introduces todas las llaves menos la indicada, que, casualmente, siempre es la última.
Cuando tienes prisa, el semáforo siempre esta en rojo.
Cuando tienes que hacer un trasbordo, el primer avión saldrá con retraso, mientras que el siguiente saldrá puntual.
Cuando tienes una plaza de parking muy estrecha, el que aparca a tu lado se comprará un coche más grande del que tenía.
Cuando todas las circunstancias se pongan de acuerdo en tu contra, creerás que es el momento más oportuno para actuar.
Cuando todo falla, es que hay que leerse las instrucciones.
Cuando todo falle, intenta lo que sugirió el jefe.
Cuando un cuerpo se halla sumergido en el agua, llaman a la puerta.
Cuando un programa informático te hace una pregunta es para darte la oportunidad de que te equivoques.
Cuando un programa no da errores de compilación, significa que el programa será completamente inútil.
Cuando una caja de chinchetas cae al suelo, la última que recojas es siempre la penúltima.
Cuando una máquina automática te devuelve el cambio, los duros caerán a tus pies, y las monedas de 500 se perderán a lo lejos.
Cuando varias cosas pueden fallar, siempre lo hará la que cause un mayor perjuicio.
Cuando varias personas comparten un taxi, el que se sienta delante paga el trayecto.
Cuando vas cargado, las puertas de entrada se abren hacia afuera y las de salida hacia adentro.
Cuando vas muy cargado todas las puertas abren hacia ti.
Cuando vayas a pie, encontrarás montones de sitios para aparcar.
Cuando, por fin, hayas encontrado la solución a un gran problema, éste estará ya resuelto.
Cuanta más comida prepares, menos comerán tus invitados.
Cuanto más dura esté la mantequilla, más blanda es la tostada.
Cuanto más evidente resulta un teorema, más difícil es demostrarlo.
Cuanto más fría esté la mesa de rayos X, más parte de tu cuerpo tendrás que colocar sobre ella.
Cuanto más intensa sea la lluvia, más lejos tendrás que aparcar y con más paquetes tendrás que cargar.
Cuanto más potente sea tu coche, más lejos te dejará tirado.
Cuanto más rápido caes, más tiempo necesitas para levantarte.
Cuanto más sueño tengas, menos te dejarán dormir.
Cuánto más tienes, más consigues. Y viceversa.
Cuanto mayor es la intención en efectuar una defecación silenciosa, mayor será la salida incontrolada de gases y sonidos de todas clases y tamaños, sea cual fuere el cuidado que pongas.
Da igual por donde abras la caja de un medicamento. Siempre te molestará el prospecto.
De dos acontecimientos posibles, sólo ocurrirá el que no se desea.
De entre las 3 oportunidades, escogerás la peor.
De entre miles de títulos en bolsa, comprarás las acciones de la empresa que ya está en quiebra.
Debes buscar cualquier otra cosa cuando quieras encontrar lo que realmente necesitas.
Decidir o no decidir es, de por sí, una decisión.
Del documento más importante nunca hay copia de seguridad.
Democracia: Gobierno contra el pueblo utilizando los recursos del pueblo.
Dentro de cada gran problema, siempre hay uno pequeño que lucha por abrirse paso y crecer.
Dentro de cada pequeño problema hay un gran problema luchando por abrirse paso.
Después de actualizar un programa, las mejoras no nos sirven para nada y lo que nos servía no está disponible.
Después de cada tristeza no suele venir ninguna alegría.
Después de un dia fatal, llega otro horroroso.
Diseñe un sistema que hasta un tonto pueda utilizar, y solamente un tonto lo querrá emplear.
Dos errores son sólo el principio.
Dos monólogos no constituyen un diálogo.
Duda y acertarás.
El 50% de los usuarios de aparatos electrónicos solo lee las instrucciones después de haber estropeado el equipo con su uso indebido, el otro 50% ni aun así las lee.
El 80% del examen final se basará en un documento optativo que no te has leído.
El adelanto del vuelo es directamente proporcional a tu retraso en llegar al aeropuerto.
El ascensor siempre está en la planta más alejada.
El ascensor siempre se estropea cuando tienes que subir la compra de toda la semana.
El autobús llega cuando ya has andado tanto que no tiene sentido tomarlo.
El bolígrafo más caro y preciso siempre cae de punta.
El bolígrafo que nunca escribe es el que está al lado del teléfono.
El cacharro de cocina que necesita inmediatamente está sucio.
El camión lento que te ha precedido durante 200 km saldrá, de una rotonda con 8 salidas, por la misma salida que tú para precederte otros 200 km más.
El circuito de seguridad destruirá al resto del aparato.
El cliente que llama todos los días para preguntar si esta reparado su aparato, tardará 3 semanas en pasar a recogerlo cuando esté terminado.
El cliente que paga menos es el que más se queja.
El cliente que peor paga es el que más se queja.
El corrector ortográfico de tu procesador de textos omitirá siempre las faltas más garrafales.
El correo electrónico más confidencial será enviado a una dirección equivocada.
El desorden se expande en proporción a la tolerancia para el mismo.
El detector de errores de Windows 95 nunca detectará el error de que nos consume.
El dia del año que más temprano tengas que levantarte será después de una larga fiesta en la noche anterior.
El día que te deja tu novia, todas las mujeres con las que intentas desahogarte tienen su mismo nombre.
El diagnóstico que antes se descarta será el definitivo.
El discurso más monótono siempre se celebra después de una comida opulenta.
El ejemplar más interesante no estará etiquetado.
El empleado más lento está en la taquilla del tren más puntual. Y los viajeros que no saben dónde van, también.
El enemigo es infalible.
El enemigo tiene mejor puntería.
El incordio de un picor es directamente proporcional a la dificultad para rascarse.
El infierno son los demás.
El jefe madruga pocas veces al año, sólo cuando tú llegas tarde.
El lugar de trabajo siempre está menos ordenado que la última vez.
El móvil sonará cuando lleves 6 bolsas en una mano, 2 cajas en la otra, el niño tirándote del pantalón y el periódico sujeto con la boca.
El plato que te llamó la atención se lo llevará el que va delante.
El precio de una acción aumenta hasta que tú la compras.
El presente es el mejor momento para retrasar cualquier tarea.
El primer insecto en golpear el parabrisas limpio cae directamente delante de tus ojos.
El programa informático nunca es del agrado del jefe.
El progreso aporta nuevos problemas.
El prospecto siempre se coloca en el lugar que más molesta.
El que más grita, tiene la palabra.
El que rie el último es porque todavía no ha entendido el chiste.
El soldador es un dispositivo que obstinadamente se volverá hacia el lado donde es seguro que algo se queme.
El taladro que no pudo causar ni un arañazo a una sólida pared, provocará el derrumbe del tabique en el que piensas colgar un cuadro.
El técnico de reparaciones quedará asombrado al ver tu aparato, al que tendrás que explicar cómo se pone en marcha.
El televisor jamás se estropeará en mitad de un anuncio.
El tiempo necesario para volver a embalar un objeto es el resultado de multiplicar por 20 al que se necesitó para desembalarlo.
El tornillo que más te ha hecho sudar es el único que no hacía falta quitar.
El trabajo en equipo es esencial, te permitirá echarle la culpa a otro.
El transportista pasará a los dos minutos si te vas, o al final de la jornada si te quedas esperándolo. En este caso es muy probable que ni siquiera aparezca.
El tren nunca sale con retraso si tú llegas tarde a la estación.
El último día de tus vacaciones conocerás a la persona más interesante de tu vida.
El último día del tratamiento te faltarán pastillas.
El único momento para ser positivo es cuando estés positivamente seguro de haberte equivocado.
En caso de duda, procure que suene convincente.
En caso de duda, procure que suene convincente.
En cualquier grupo de datos, la cifra que evidentemente es correcta, sin ninguna necesidad de comprobación, es la errónea.
En el mundo hay más asnos que caballos.
En especificaciones, la Ley de Murphy anula la ley de Ohm.
En la práctica, no te importa si el fuego es amigo o enemigo.
En las fotocopiadoras sólo se arrugan los documentos importantes.
En los trabajos en grupo siempre algo irá mal, y, por supuesto, la culpa ha sido tuya.
En toda la historia de la humanidad, nunca se ha hecho nada según las previsiones.
En todas las ocasiones en las que se vaya la luz, el portátil tendrá la batería completamente descargada.
En todo hogar, las plantas más feas sobreviven al resto.
En un edificio con ascensor, éste siempre estará en el piso más alejado de donde te pongas.
En un edificio de tres plantas con ascensor, éste se encontrará siempre en cualquier otra.
En una fiesta, pasarás desapercibido hasta segundos antes de meter la pata hasta el fondo.
En una playa nudista, todos estarán mejor dotados que tú.
En una playa nudista, todos la tendrán más larga que tú.
Encontrarás lo que buscabas cuando hayas comprado otra cosa igual.
Encontrarás lo que hayas perdido una vez hayas comprado algo que lo sustituya.
Entre dos ascensores, siempre se llama al que más tarda en acudir.
Entre más de un enchufe, siempre desconectas el que no debes.
Errar es de humanos, pero para liar las cosas de verdad, hace falta un ordenador.
Errar es humano, pero, para liar las cosas de verdad, hace falta un ordenador.
Errar es humano. Echarle la culpa a otro es más humano.
Es científicamente imposible que llueva si hemos cogido el paraguas al salir de casa.
Es factible hacer varias cosas a la vez, siendo factible hacerlas todas mal. Lo que no es posible es hacerlas todas bien.
Es imposible caerse desde el suelo. Un bebé tarda nueve meses en aprenderlo.
Es imposible empujar una cuerda.
Es inútil hacer un aparato a prueba de tontos, siempre existe un tonto capaz de saltarse cualquier protección.
Es más cómodo hacer las cosas de la manera más difícil.
Es más fácil encontrar a alguien más listo que a alguien más tonto que uno.
Es más fácil entrar que salirse de cualquier cosa.
Evita en temas profundos, pero si te acorralan, plantea una pregunta estúpida. Desconcertarás a tus oponentes y te dejarán tranquilo.
Excepción a la ley anterior: Si todo lo que puede ir mal no lo hace simultáneamente, lo hará en el peor orden posible.
Guárdate del día en que no tengas nada que lamentar.
Guárdate del dia que notes que no te has quejado aún.
Hagas lo que hagas, aún cuando decidas no hacer nada por si acaso, serás criticado.
Hasta que un programa no se haya distribuido durante 6 meses, no se descubrirá el error más nefasto.
Hay algo más asqueroso que encontrar un gusano mientras comes una manzana: encontrar medio gusano.
Hay dos clases de personas, las que se lamentan de las cosas y las que las solucionan.
Hay dos tipos de esparadrapo: el que no se pega y el que no puede despegarse.
La anilla de una lata de cerveza se romperá únicamente en el caso de que sea la única que queda en la nevera.
La ayuda de Windows nunca te ayudará.
La ayuda de Windows nunca te llevará a la solución de tu problema.
La belleza suele estar en el interior; la fealdad se ve desde el primer momento.
La bolsa donde están los huevos es la única que se rompe.
La bolsa sube hasta que tu compras.
La calculadora de Windows tapará los datos que necesitas calcular.
La calefacción se estropea para anunciar una inminente ola de frío.
La cantidad de inteligencia acumulada en el planeta es constante; sin embargo, la población aumenta indefinidamente.
La causa principal de los problemas son las soluciones anteriores.
La cometa que no serás capaz de hacer volar en medio de un ciclón, desaparecerá volando si la dejas en el suelo un breve instante.
La complejidad de un programa aumenta hasta exceder a la capacidad del programador.
La conclusión siempre es equivocada.
La confusión genera ocupación.
La confusión gobierna en todos los ámbitos.
La correo basura nunca dejará de llegar.
La corrupción del gobierno se conjuga siempre en pasado.
La culpa nunca es del gobierno.
La duración de un minuto depende del lado de la puerta del cuarto de baño en que te encuentres.
La duración del viaje será directamente proporcional a la repugnacia que te provoca la persona que se siente a tu lado.
La estupidez de tu acción es directamente proporcional al número de personas que te estén observando en ese momento.
La experiencia instantánea no existe.
La experiencia sólo se consigue cuando ya no hace falta.
La expresión "ordenador personal" es una contradicción en sus términos.
La extensión de un informe sobre lo realizado es inversamente proporcional a la cantidad de progreso realizado.
La fatalidad ayuda a los defectos, por muy ocultos que estén.
La forma más eficaz de eliminar los desechos tóxicos consiste en reclasificarlos como no tóxicos.
La forma más rápida de encontrar una cosa es ponerse a buscarla en cualquier otra parte menos donde debería estar. Pero sólo si lo haces así hasta la desesperación, estará en su lugar.
La fotografía más espectacular hubiera salido si no te hubieras dejado la tapa en el objetivo.
La garantía de calidad no existe.
La garantía expira con el pago de la factura.
La gloria tarda años en conseguirse y segundos en desaparecer.
La grasa se expande y llena cualquier modelo que te pongas.
La hierba que crece entre las grietas del asfalto no necesita tantos cuidados como tus plantas. Y tiene mejor aspecto.
La informática no es fiable, pero el ser humano aún lo es menos.
La ingeniería de diseño consiste en ponerle las cosas difíciles al fabricante, imposibles a los técnicos e inútiles a los propietarios.
La ley de Murphy anula cualquier otra ley.
La Ley de Murphy prevalece sobre cualquier otra ley.
La ley de Murphy sólo se cumple si te perjudica.
La luz al final del túnel es siempre la del tren que viene de frente.
La mancha que estás limpiando, se encuentra al otro lado del cristal.
La mayor parte de las cosas empeoran ininterrumpidamente.
La mayor parte del examen trata sobre la clase que te saltaste y sobre el libro que no leíste.
La mejor defensa es una buena ofensa.
La mejor manera de encontrar algo es no buscarlo.
La mejor oportunidad aparece en el momento más inoportuno.
La naturaleza encuentra rápidamente la debilidad.
La noticia de que algo ha ido mal te llegará en tu momento más débil.
La opulencia de la decoración de la oficina principal es inversamente proporcional a la solvencia de la empresa.
La otra cola es más rápida.
La persona capaz de sonreír cuando las cosas van mal, ya ha pensado a quien echarle la culpa.
La persona con menos experiencia es la que tiene más opiniones.
La pieza que más a menudo se estropea te obligará a desmontar todo el aparato para cambiarla.
La pila del MP3 se acabará justo cuando empiece tu canción favorita.
La probabilidad de aparecer en televisión y hacer el ridículo es directamente proporcional a la cantidad de amigos que lo sabían.
La probabilidad de que se rompa una cuerda del piano en pleno concierto es directamente proporcional al número de familiares y amigos asistentes a él.
La probabilidad de salir con la chica que te gusta es directamente proporcional al sentimiento de repudia que te tiene.
La repetición no establece la verdad.
La ropa militar sólo tiene dos tallas: o demasiado grande o demasiado pequeña.
La solución a un problema añade varios problema más.
La solución no sólo aumenta el problema sino que añade más.
La solución que has pensado creará más problemas.
La suciedad ni se crea ni se destruye; sólo se desplaza.
La suposición engendra error.
La única manera de evitar que la pelota golpee en una farola es apuntar hacia ella.
La única persona que entre en toda la mañana, lo hará justo cuando acabes de fregar.
La urgencia es inversamente proporcional a la importancia.
La velocidad del viento es directamente proporcional al precio del peinado.
La verdad no es objetiva.
La verdad varía.
La vigencia de un impuesto supera la tuya.
La vigencia de un nuevo impuesto es eterna.
Las apariencias engañan: esa persona que parece un poco imbécil es, realmente, totalmente imbécil.
Las calles más transitadas son las que permanecen más tiempo en construcción.
Las cartas de amor, los cheques y las cartas de los amigos, siempre llegan con retraso. Las facturas, la publicidad y las notificaciones desagradables, llegan el mismo dia en que son enviadas.
Las casualidades se pondrán de acuerdo para hundirte.
Las copias de seguridad guardarán todos los archivos excepto los que se pierden, que son los más importantes.
Las corbatas atraen la sopa.
Las cosas empeoran antes de mejorar. En el caso de que no lleguen a mejorar, también.
Las cosas que pueden ir mal nunca terminan.
Las especificaciones de los fabricantes sobre el rendimiento se deben multiplicar por un factor igual a 0,5.
Las excepciones siempre superan en número a las reglas.
Las expectativas negativas darán resultados negativos. Las expectativas positivas darán resultados negativos.
Las lavadoras sólo se estropean cuando están llenas de agua.
Las leyes de Murphy podrían fallar, pero nunca fallan.
Las leyes de Murphy siempre se cumplen, pero si te tropiezas con alguna excepción, el resultado será mucho peor.
Las malas rachas se acumulan.
Las pequeñas heridas atraen objetos cortantes.
Las pilas de la calculadora que te han durado todo el año se acabarán en mitad del examen de final de curso.
Las pilas de la linterna permanecerán a plena carga si no la necesitas. En caso contrario, claro está, estarán completamente descargadas.
Las probabilidades de que se te escape un sonoro pedo es directamente proporcional al número de personas con las que te encuentres reunido.
Las tolerancias se acumularan unidireccional mente hacia la máxima dificultad del proyecto.
Las variables no variarán y las constantes no tendrán un valor fijo en la ejecución de cualquier proceso.
Lavar el coche para que llueva no funciona.
Le Mercier demostró que hay un 1 % de probabilidades de pisar con un pie el cordón desatado del otro zapato, poniendo toda la habilidad en ello, contra un 99 % de conseguirlo inadvertidamente.
Ley sobre la búsqueda de asparcamiento: A cada hueco, un vado.
Llegues a la hora que llegues, siempre habrá gente en la cola.
Lo normal es preverlo todo excepto lo que ocurra.
Lo que golpee en el ventilador no será distribuido de una forma uniforme.
Lo que necesitas está en el fondo de la mochila.
Los amigos suelen adivinar los momentos críticos en los que no puedes estar por ellos para intentar hacerte sentir mal.
Los amigos van y vienen. Los enemigos se acumulan.
Los antivirus causan más problemas que los propios virus.
Los aparcamientos aparecen cuando ya no los necesitas.
Los buenos momento son fugaces; los malos, eternos.
Los costes de prevención superarán al coste de la suma de todas las posibilidades previstas.
Los enemigos nunca fallan.
Los errores imposibles de descubrir son infinitos en su variedad, en contraste con los detectables que por definición son limitados.
Los funcionarios sólo saben hacer informes entre ellos
Los gastos crecen hasta alcanzar los ingresos.
Los gastos experimentan siempre un crecimiento muy saneado.
Los horarios de clase están diseñados poniendo el máximo cuidado en hacer perder al estudiante todo el tiempo posible.
Los impuestos crecen y se reproducen.
Los impuestos nunca bajan.
Los malos presentimientos siempre se cumplen.
Los métodos para conseguir más fácilmente el objetivo no suelen funcionar.
Los planes más sofisticados nunca funcionan. El resto de planes, tampoco.
Los platos que regaló la suegra nunca se rompen.
Los primeros kilos que se pierden son de aquellas zonas que hasta ahora han sido las únicas atractivas que tenías.
Los problemas nacen, crecen, se multiplican y permanecen.
Los Problemas ni se crean, ni se destruyen, sólo se transforman y multiplican.
Los problemas triviales se eliminan pronto, los problemas importantes, aumentan con el tiempo.
Los programas informáticos se cuelgan en los momentos más críticos.
Los que viven más cerca son los últimos en llegar.
Los sectores defectuosos de un disco duro se generan en las zonas que contienen los datos más importantes, y de los cuales no existen copias válidas de seguridad.
Los seguros lo cubren todo, excepto lo que sucede.
Los sellos que no se pegan en el sobre no podrás despegarlos del centro de la pantalla de tu ordenador.
Los sobres y sellos que no se pegan cuando se chupan, se quedan adheridos a cualquier cosa cuando menos se desea.
Los tiempos favorables son breves.
Los trabajos urgentísimos, y muy bien pagados, sólo llegan cuando hayas aceptado un trabajo urgentísimo, pero mal pagado.
Los zapatos cómodos son feos. Pero tú siempre te compras los feos e incómodos.
Los zapatos pueden ser bonitos o cómodos, pero nunca ambas cosas.
Mejor te hagas amigo de los que ahora no están en el poder.
Mientras lo bueno aparece poco y desaparece rápido, lo malo aparece a menudo y no se va.
Murphy ha anunciado que las cosas van a complicarse.
Nada es tan fácil como parece.
Nada importa mucho y muy pocas cosas importan algo.
Nada mejora con la edad.
Nadie es tan feo como muestra su foto del DNI. La excepción eres tú.
Nadie está atento a lo que dices hasta que metes la pata.
Nadie está cuando lo necesitas.
Nadie se da cuenta de los grandes errores.
Nadie se percata de los errores descomunales.
Ni ves los problemas reales ni son reales los que ves.
Ningún experimento es nunca un completo fracaso, puede servir como un mal ejemplo.
Ningún fallo será detectado en el proyecto hasta su presentación al presidente de la compañía.
Ningún genio puede solucionar la preocupación por un detalle completamente inútil.
Ningún optimista se sorprenderá agradablemente.
Ningún programa es tan fácil como parece.
Ninguna factura es más barata que el presupuesto.
No compruebes nunca un error que no sepas cómo manejar.
No creas en milagros, ampárate en ellos.
No discutas con un tonto; a los ojos de los demás, hay tantas posibilidades de que el tonto parezca más listo que tú como que tú parezcas el más tonto de los dos.
No duermas nunca con nadie más loco que tú.
No es más importante lo que cuesta un producto, si no lo que te ahorras.
No es posible limpiar algo sin ensuciar otra cosa. Pero sí lo es ensuciarlo todo sin limpiar nada.
No hay asunto tan pequeño que no pueda sacarse de sus proporciones.
No hay límite a lo mal que pueden salir las cosas.
No hay momento más adecuado que ahora mismo para aplazar lo que no quieres hacer.
No hay mujer que pueda entrar en una gran superficie comprando únicamente lo que quería comprar.
No hay nada bueno bajo el sol.
No hay ninguna combinación de catástrofes que resulte más cara que prevenirlas todas.
No hay situación que no pueda empeorar.
No hay tarea tan simple que no pueda salir mal.
No hay tráfico, a menos que tengas que girar a la izquierda.
No importa la capacidad del disco duro; la información se expandirá hasta llenarlo por completo.
No importa lo profundo o superficial que caves un agujero: al rellenarlo habrá más tierra de la que sacaste.
No importa lo que salga mal, siempre encontrarás quien, después, te diga que sabía como evitarlo.
No importa los retoques que hagas: los pantalones baratos siempre sientan mal.
No importa nada lo que estés sufriendo porque cuando lo cuentes siempre te dirán que eso no es nada en comparación de lo que ellos han sufrido.
No inviertas nunca en nada que coma.
No pasees por la empresa sin un papel en la mano.
No permitas que tus superiores sepan que eres mejor que ellos.
No pierdas tiempo en pensar lo que los demás piensan de tí; están demasiado ocupados en pensar lo que los demás piensan de ellos.
No puedes hacer un agujero donde ya hay uno.
No te acostarás sin un problema más. (Adaptacíón del refranero)
No te preocupes por el dinero, mientras puedas vivir bien y tener todo cuanto quieras.
No todo lo que cupo volverá a caber.
Nunca comunica un número equivocado.
Nunca confíes en la casualidad cuando buscar algo.
Nunca decidas si sabes quien puede hacerlo por tí.
Nunca deseas lo que te puedes permitir.
Nunca encontrarás el día del partido de tenis las pelotas que has estado pateando por la casa la semana anterior.
Nunca entenderás con claridad el nombre de la persona más importante. Corolario: tampoco importa mucho que lo hayas entendido; seguro que lo pronunciarás mal.
Nunca hay tiempo para hacerlo bien pero siempre hay tiempo para hacerlo mal.
Nunca necesitarás nada que guardes por si lo necesitas.
Nunca sabes con exactitud de qué está hecho ni de dónde ha salido lo que has comido hoy.
Nunca sale nada como habías planeado.
Nunca se hace nada por las razones correctas.
Nunca se rompe nada de lo que uno tiene recambio.
Nunca se sabe quien tiene razón, pero se sabe quien manda.
Nunca se tiene en cuenta lo más evidente.
Nunca te conformes con aquello a lo que puedas llegar.
Nunca te escucha nadie, hasta que metes la pata.
Nunca tendrás el gusto que tiene el vecino haciendo regalos a su mujer.
Para hacerse un enemigo, hágale un favor a alguien.
Para un gran problema no existe solución.
Para un riesgo evaluado como regular o malo siempre se producirá una tercera opción no prevista y peor que las anteriores.
Perdona y recuerda.
Por mucho que busques, siempre hay una manera más fácil de hacer las cosas.
Por muy complicado que sea, siempre podemos complicarlo más.
Prevalecerá, sobre todo lo demás, aquello que más daño pueda causarte.
Primero di no; luego negocia.
Puedes construirlo a prueba de bombas, pero no a prueba de bobos.
Puedes escoger tu enemigo: hazle antes un favor.
Puedes hacerlo a prueba de tontos, pero no a prueba de tontos del culo.
Querer quedar bien con alguien es el primer paso para llegar al ridículo perfecto.
Robar una idea a una persona es plagio; robárselas a muchas es investigación.
Saltar un obstáculo te hará dañó.
Sea lo que sea lo que necesites, ese algo siempre está al final de tu mochila.
Si abres una lata de gusanos, necesitarás una mayor para volver a meterlos.
Si acabas de encender un cigarro, aparece el camarero con la comida.
Si al principio no tienes éxito, destruye toda prueba de que lo habías intentado.
Si algo finalmente ha ido bien, a la larga hubiera sido mejor que hubiera ido mal.
Si algo funciona a la primera, mejor no hubiera funcionado.
Si algo ha de suceder que desvíe la atención de todos, sucederá cuando tú estés contando tu mejor chiste.
Si algo había podido salir mal y no salió, más hubiera valido que hubiese salido mal.
Si algo puede estorbar, estorbará.
Si algo puede salir mal, saldrá mal.
Si alguien da un vistazo por casualidad, encontrará el error inmediatamente.
Si algún día consigues fotografiar a tu ídolo, la cámara lo captará escupiendo, urgándose la nariz o rascándose los huevos (con perdón).
Si alguna piensas largo tiempo en que lado de la tostada vas a poner la mantequilla, podrás escribir un tratado sobre estupidez temporal.
Si aparcas el coche lejos, encontrarás tres plazas de aparcamiento justo delante de la entrada.
Si cedes el paso a un tractor, no podrás adelantarlo en 20 kilómetros.
Si coges una bicicleta, da igual que dirección tomes o de qué manera la uses; siempre irás cuesta arriba y contra el viento.
Si compras un aparato electrónico y ya sabes cómo funciona, es que es antiguo.
Si compras, los precios habrán subido recientemente. Si vendes, los precios habrán bajado recientemente.
Si conservas la calma cuando todos pierden la cabeza es que no te enteras de nada.
Si crees que has sacado la carne del congelador, no lo has hecho. Si crees que te has dejado la plancha enchufada, la has dejado.
Si crees que nunca llegarás a saber manejar el aparato, estás comprando algo moderno.
Si das paso a otro coche, acabará por quitarte el aparcamiento.
Si dejas que las cosas vaya a su aire, irán mal. Si intervienes, irán peor.
Si desmontas un eficaz artilugio el suficiente número de veces, te encontrarás con dos artilugios totalmente inútiles.
Si dispone del manual de servicio, no lo necesitará.
Si dos atletas entran en un vestuario vacío, tendrán armarios contiguos.
Si dos coches se han de encontrar en una carretera desértica, lo harán en el puente o en un lugar aún más estrecho.
Si dudas qué decisión adoptar, apresúrate a proponer que se nombre a una subcomisión.
Si echas a caminar, el autobús llegará precisamente cuando te encuentres a mitad de camino entre las dos paradas.
Si echas un vaso de vino en un barril de mierda y lo pruebas, te darás cuenta de que sigue siendo mierda. Si echas un vaso de mierda en un barril de vino y lo pruebas, te darás cuenta de que se ha convertido en mierda.
Si el experimento funciona, estás usando el aparato equivocado.
Si el modelo de prueba funciona perfectamente, el producto final jamás funcionará.
Si el problema tenía fácil solución, su planteamiento habrá sido tan erróneo que lo convertirá en imposible de resolver.
Si en el coche te tiras tal pedo que apenas te permite respirar, te parará aquella chica que te vuelve loco.
Si en toda la empresa hay un sólo documento confidencial, alguien se lo dejará en la fotocopiadora.
Si en todo el año te invitan a dos fiestas, coincidirán en el mismo día. Y si en todo el año sólo estás un día enfermo, no podrás acudir a ninguna.
Si en tu vida aparecen 3 oportunidades, lo harán simultáneamente.
Si en un gran aparcamiento solo quedan dos coches, el otro impedirá que el tuyo pueda salir.
Si en un único minuto al mes te relajas, el jefe te pillará.
Si encuentras algo que habías perdido hace tiempo, perderás otra cosa.
Si encuentras la avería, no tendrás ninguna herramienta que te sirva.
Si eres Detective Privado, para que el investigado salga de su casa, debes encargar una hamburguesa con ketchup y mostaza, un gran vaso de cerveza, y un café. Cuando lo tengas todo a punto sobre el salpicadero del coche y tu saliva sea abundante, el sujeto aparecerá.
Si eres feliz, no te das cuenta; si eres desgraciado, te das cuenta perfectamente.
Si eres pobre, todo cuanto consigas ahorrar te lo tendrás que gastar en algún imprevisto.
Si es «talla única» no le vendrá bien a nadie en todo el planeta.
Si es malo, permanecerá.
Si es verde o se retuerce, es Biología. Si apesta, es Química. Si no funciona, es Física. Si es incomprensible, es Matemáticas. Si no tiene sentido, es Filosofía.
Si estás en una cola muy larga, los de atrás se pondrán en la caja que acaba de abrir, y tu te quedarás igual.
Si estás reparando tu coche y se te cae algo, nunca lo busques en el suelo.
Si estás rodeado de gallinas, nunca hables de volar como las águilas.
Si existen distintas opciones a seguir, siempre se escoge la peor.
Si explicas algo con tanta claridad que nadie lo pueda malinterpretar, no te preocupes, alguien lo hará.
Si falta una página, adivina dónde estará la información que necesitas.
Si fue malo volverá.
Si ha sido difícil de desembalar, será imposible volverlo a embalar.
Si ha sido fácil, las consecuencias serán desastrosas e interminables.
Si hablas, te criticarán; si callas, también.
Si haces alguna cosa convencido de que todos lo agradecerán, verás, muy sorprendido que todos lo criticarán.
Si haces zaping porque odias la publicidad, todos los canales darán anuncios.
Si has estropeado un trabajo, todo lo que hagas para arreglarlo, lo empeorará aún más.
Si hay alguna cosa que no puede salir mal, también saldrá mal.
Si hay alguna vía para demorar una decisión importante, la burocracia dará con ella.
Si hay tres posibilidades de conectar los cables de un aparato, la primera fundirá la instalación eléctrica del edificio, la segunda, al propio aparato. Para cuando consigas llegar al punto de partida, no te acordarás de la tercera posibilidad.
Si hay una sola posibilidad, llegarás a ser tan feo como en la foto de tu pasaporte.
Si intentas ponerte el pijama sin encender la luz para no despertar a la parienta, te lo pondrás al revés.
Si la comida tarda, enciende un cigarrillo.
Si la economía de un pais mejora, el bienestar del pueblo empeora.
Si la mantequilla es dura, la tostada será frágil.
Si las 3 oportunidades eran buenas, las dejarás escapar.
Si le preguntas a alguien donde está el error, no lo encontrará.
Si llegas un minuto tarde al aeropuerto, el avión ya habrá despegado.
Si llevas siempre contigo una linterna con las pilas bien cargadas, nunca la necesitarás.
Si lo archivas, sabrás dónde está pero no lo necesitarás nunca. Si no lo archivas, lo necesitarás pero nunca sabrás donde está.
Si lo financias, da el dinero por perdido.
Si lo guardas, nunca lo necesitarás. Si lo tiras, sí.
Si lo has encontrado barato, te han engañado en el producto; si lo has encontrado caro, te han engañado en el precio. Y si lo has encontrado bien, te han engañado en todo.
Si los cables se pueden conectar de dos formas distintas, la primera fundirá los plomos.
Si los cables se pueden conectar de dos o más formas diferentes, la primera que pruebes es la que causa más daños.
Si los constructores edificaran de la misma manera que los programadores hacen programas, cualquier pájaro carpintero acabaría con la civilización.
Si los hechos no se ajustan a la teoría, deben ser desechados.
Si mueves algo pesado con perseverancia, terminará por caerte encima.
Si Murphy no hubiera nacido, hubiera nacido alguien peor.
Si necesitas llamar a casa con urgencia, la nena estará conectada a Internet, el nene llamando a su novia con su móvil y el cónyugue con el suyo sin batería.
Si necesitas mayúsculas, el teclado estará en minúsculas. Y viceversa. Esta ley nunca falla.
Si necesitas parar unos segundos el coche para buscar algo en la guantera, encontrarás todos los semáforos en verde.
Si no es complicado, lo complicaremos como sea.
Si no es indispensable tomar una decisión, ni se te ocurra tomarla.
Si no escribes una reclamación, nunca recibirás el pedido. Si la escribes, recibirás tu pedido antes de que la carta más ordinaria que has concebido llegue al proveedor.
Si no funciona, repásate lo que te parecía una chorrada.
Si no les convences, confúndelos.
Si no sales esperando al transportista, éste se presentará a última hora de la tarde. Si sales un momento, cuando vuelvas ya habrá pasado.
Si no te presentas a la reunión, serás elegido presidente de la comunidad de vecinos.
Si no tienes memoria, tanto da si lo escribes todo como si no: no te acordarás de leerlo.
Si no tienes stock de toner, tus proveedores tampoco.
Si observas un problema muy de cerca, formarás parte de él.
Si piensas en algo bueno, no sucede; si es malo, dalo por hecho.
Si piensas que ya no puedes caer más bajo, te equivocas.
Si puede romperse, se caerá.
Si puedes llegar a la pieza estropeada, no tendrás las herramientas necesarias.
Si quieres que algo baje de precio inmediatamente, cómpralo; bajará poco después.
Si quieres que algo te salga bien, no se lo digas a nadie.
Si quieres saber algo, nadie te lo dirá; si prefieres no saber algo, todos se empeñarán en que lo sepas.
Si sabes crear una necesidad y sabes aportar la solución, tienes el éxito en el bolsillo.
Si sales a comprar palomitas, habrán marcado cuatro goles.
Si se cambia de cola, la que acabas de dejar avanzará más rápido.
Si se encuentra con una antigua amiga, por inocente que sea el encuentro, su esposa se enterará antes de que usted regrese a casa.
Si se ficha a la estrella del equipo contrario, éste no marcará un gol en toda la temporada. Si el equipo contrario ficha cualquier suplente del tuyo, se convertirá en el pichichi de la liga.
Si se ha de ir la luz, se irá cuando estés desfragmentando el disco duro.
Si se te cae una chincheta al suelo, no pierdas el tiempo en buscarla, porque no la encontrarás. Simplemente descálzate un pie y pisa con fuerza, al azar, cualquier punto de la habitación, no importa lo grande que sea. La encontrarás al instante.
Si se te ha estropeado un guiso, todo lo que hagas para arreglarlo lo empeorará.
Si sigues una regla, se te aplicará una excepción.
Si sólo hay dos programas dignos de ver, se emitirán a la misma hora.
Si sólo se te pincha la rueda del coche una vez en la vida, ésta lo hará en el lugar más desértico que conozcas y bajo la lluvia más torrencial que hayas conocido.
Si sólo te queda un clavo, se doblará.
Si solo tienes una persona delante de tí, mostrará a la cajera un producto sin el código de barras y tendrás que esperarte más que el último de la cola más larga.
Si te dan dos órdenes opuesta, obedece las dos.
Si te decides por actualizar un programa, tienes muchas posibilidades de que la instalación se te quede a medias y desaparezca el programa antiguo sin aparecer el nuevo.
Si te decides por hacer varias tareas simultáneamente, el tiempo empleado será mayor que si las hicieras una detrás de otra.
Si te dicen «no puede perderse», ponte a temblar.
Si te encuentras el ascensor en tu planta, no hace falta que entres: está estropeado.
Si te encuentras mejor, es debido a que tu médico te ha confundido con otro paciente.
Si te encuetras el ascensor en tu planta, sube por las escaleras porque está estropeado.
Si te equivocas al solicitar un listado que siempre tiene 2 páginas, te saldrán 200 páginas por la impresora.
Si te gusta una tía, es que tiene novio.
Si te gusta, no lo tendrán de tu talla.
Si te gusta, tienen tu medida, te queda bien y lo pagas, se desteñirá cuando lo pongas en la lavadora.
Si te hacen un favor, tendrás que devolver diez.
Si te percatas de que te sientes feliz, te sentirás mal pensando en que se te está preparando una sorpresa desagradable.
Si te sientes bien, no te preocupes: se te pasará.
Si te tiras para evitar que algo se rompa, acabarás por provocar un desastre peor que si te hubieras quedado mirando.
Si te vas de la reunión, saldrás elegido.
Si te vistes a oscuras y sales a la calle sin mirarte al espejo, estarás haciendo pasar un rato divertido a los transeúntes.
Si terminas tu relación con una novia fea, la próxima vez que te la encuentres se habrá convertido en la chica más guapa del barrio.
Si tienes dos coches, ambos se estropearán simultáneamente.
Si tienes hijas jóvenes, la probabilidad de coger tu teléfono y encontrarlo frío es prácticamente nula.
Si tienes más de una impresora, siempre estará "la otra" configurada como predeterminada.
Si tienes papel, no tendrás bolígrafo, si tienes bolígrafo, no tendrás papel; y si tienes papel y bolígrafo, no necesitarás escribir nada.
Si tocas una cosa el tiempo suficiente, la romperás.
Si todo lo que tienes es un martillo, todo lo que veas te parecerán clavos.
Si todo parece que sale bien, es evidente que se te ha pasado algo.
Si trabajas mucho, jamás serás respetado.
Si tú no puedes pasarte un juego, todo aquél al que se lo dejes podrá.
Si tu sargento te ve, tu enemigo te habrá visto antes.
Si un artículo se anuncia con un valor de «menos de 5000» no creas que valdrá 57 ptas.
Si un experimento tiene éxito, algo ha salido mal.
Si un impuesto sube, jamás sueñes en que baje.
Si un ordenador con Windows 95 instalado funciona correctamente, es que algún componente de dicho ordenador es defectuoso.
Si un precio sube, no bajará jamás.
Si un problema provoca las suficientes reuniones, éstas serán más importantes que el problema.
Si un programa es inútil, tendrá que ser documentado.
Si un programa es útil, tendrá que ser modificado.
Si un programa funciona a la primera, es que ese programa ya se ha quedado obsoleto.
Si una cosa no puede salir mal, acabará saliendo mal de todas formas.
Si una fotocopiadora enloquece y hace 180 copias, únicamente lo hará cuando trate de fotocopiar una carta personal.
Si usted intuye que hay cuatro posibilidades de que una gestión vaya mal y las evita, al momento aparecerá espontáneamente una quinta posibilidad.
Si visitas a una antigua amiga, tu mujer se enterará antes de que llegues a casa.
Si, reparando un ordenador que tiene el lector de CD mal, lo pruebas, lo sacas, y lo tiras, el CD de prueba se te ha quedado dentro del lector, con lo que tendrás que enchufarlo otra vez o hacer virguerías con un clip. Por tontín.
Siempre conduce el más inútil.
Siempre es más facil entrar en algo que salirse.
Siempre habrá alguien presente cuando cometas un error.
Siempre hay más ropa sucia que limpia.
Siempre hay probabilidades de que las cosas salgan mal.
Siempre hay que perder algo para conseguir lo que deseas.
Siempre hay un problema para cada solución.
Siempre hay una manera más fácil de hacer lo que tanto te ha costado.
Siempre puedes encontrar aquello que no estás buscando.
Siempre que buscás una cosa, la encuentras en el último lugar que miras, en el mejor de los casos.
Siempre que haces un cable RS232, el pin 2 está donde debería estar el 3.
Siempre que llames a un amigo que hace tiempo que no te llama, descubrirás que él estaba a punto de llamarte.
Siempre que llegas puntual a la cita no hay nadie allí para comprobarlo, y si por el contrario llegas tarde, todo el mundo habrá llegado antes que tú.
Siempre que ves a una chica que está como un tren en la playa, a unos pocos metros ves a su respectivo novio, más fuerte que tú.
Siempre queda algún virus.
Siempre se estropea aquel componente del que no tenemos repuesto.
Siempre sobran tornillos.
Siempre te felicitarán por aquello que es más fácil de hacer. Ejemplo: Si haces pato al horno te felicitarán por el vino. Si el vino lo ha traído otro invitado, debes conservar la calma.
Siempre, lo que no has podido hacer es más importante que lo que has hecho.
Siempre, y sin excepción alguna, los trabajos desagradables durán más que los agradables.
Sin en Internet conoces a alguien muy interesante, se esfumará.
Sólo cuando estás mojado en la ducha, te das cuenta de que no tienes toalla.
Sólo existen errores.
Sólo quien entiende un concepto con claridad es capaz de explicarlo de tal forma que nadie pueda comprenderlo jamás.
Sólo te darás cuenta de que el baño estaba estropeado una vez efectuadas, con gran generosidad, tus necesidades y en casa de la persona con la que más elegantemente tenías que quedar.
Sólo te das cuenta de que te has dejado el CD dentro cuando tienes embalado el Pc.
Sólo un tonto es capaz de reproducir el trabajo de otro tonto.
Sonríe … mañana será peor.
Tan pronto como te pongas a fregar, empezarás s recibir visitas.
Tanto si algo puede salir mal como si no, acabará saliendo mal.
Tarde o temprano, se producirá el peor conjunto posible de circunstancias.
Te acostarás con más problemas de los que tenías al levantarte.
Te darás cuenta de que un alimento estaba caducado tras dos horas de haberlo tragado.
Te expliquen lo que te expliquen nunca es toda la verdad. Te hablen de lo que te hablen, te están hablando de dinero.
Toda constante varía.
Toda excursión es cuesta arriba, contra el viento, con lluvia, frío e incomodidades.
Toda verdad es manipulable.
Todas aquellas «tías buenas» que te tiran los tejos cuando tienes novia, se olvidan de ti en cuanto cortas con ella.
Todas cuanto necesitas está siempre debajo de un montón de cosas inútiles.
Todas las averías coinciden con las vacaciones del servicio técnico.
Todo aparato que tenga garantía de un año, fallará en el día 366 a partir de la fecha de compra.
Todo coche utilizado como segundo, se estropeará justo después de que se haya estropeado el primero.
Todo comportamiento puede ser criticado.
Todo cuanto ocurra será utilizado en tu contra.
Todo el mundo es el personaje raro de alguien.
Todo error, propio o ajeno, te perjudica.
Todo es según el cristal que nos ponen para que miremos a través de él.
Todo está en el lado opuesto.
Todo lleva más tiempo de lo que piensas.
Todo lo malo se repite.
Todo lo que comienza bien, acaba mal. Todo lo que comienza mal, acaba peor.
Todo lo que pase por casualidad, te perjudicará.
Todo lo que pueda ir mal, lo hará al mismo tiempo.
Todo lo que te ahorres en intereses lo pagarás en comisiones.
Todo pequeño problema tiende a aumentar hasta hacerse irresoluble.
Todo puede complicarse más de lo que puedas creer.
Todo puede demostrarse usando un estudio estadístico apropiado.
Todo sale mal simultáneamente.
Todos creemos en algo: yo creo que me voy a tomar una cerveza ahora mismo.
Todos los caminos tienen más tramos cuesta arriba que cuesta abajo.
Todos los objetos inanimados pueden moverse lo necesario para fastidiarte.
Todos los profesores dan por sentado que el alumno sólo estudia su asignatura.
Todos los profesores están convencidos de que tan sólo estudias su asignatura.
Todos los relojes son sumergibles, sólo que algunos dejan de funcionar bajo el agua.
Todos los relojes son sumergibles: que funcionen después de la inmersión es otro tema.
Todos te habrían ayudado antes de que hubieras terminado el trabajo.
Todos tenemos un sensacional proyecto que nunca verá la realidad.
Tras saltar un obstáculo, felicidades: ya has encontrado otro mayor.
Trasto inútil es aquel que guardamos durante años y tiramos días antes de necesitarlo.
Tu coche es el que más gasolina y aceite gasta.
Tu invitado es alérgico a la comida que tanto tiempo y dinero te han consumido.
Tu marido siempre sale bien en las fotos que tú le haces. Y tú siempre sales mal en las que él te hace. Conclusión: tu marido no tiene ni puñetera idea de fotografía.
Tu opinión será tomada por estúpida en cualquier caso.
Un 4×4 sólo sirve para quedarse atascado en los lugares más inaccesibles.
Un amigo o pariente para quien no compraste ningún regalo, llegará pronto con un regalo para ti.
Un antiguo amor sólo volverá a presentarse para hacerte sufrir.
Un aparato multiuso no sirve para ninguna de sus funciones.
Un bisturí que es incapaz de cortar el tejido de un animal enfermo, corta perfectamente la mano de un ayudante.
Un certificado de garantía de 60 días garantiza que el aparato se autodestruirá en el sexagésimo primer día.
Un circuito electrónico a prueba de fallos destruirá a todos los demás.
Un error nunca cae en el olvido de los demás.
Un error tuyo es información para tus compañeros de trabajo.
Un experto es cualquiera que venga de fuera.
Un fusible de 25 pesetas siempre tiene una máquina de varios millones que lo protege.
Un juguete irrompible es perfecto para romper los otros juguetes.
Un módem es una máquina para ampliar los problemas de tu ordenador.
Un niño no derramará nada sobre un suelo sucio.
Un nuevo impuesto se aplica de inmediato, una nueva subvención tarda un poco más.
Un oscilador controlado por cristal oscilará en una frecuencia distinta; si oscila.
Un pequeño error de cálculo afectará a lo que más daño pueda causar.
Un práctico bloc de notas está siempre al lado del teléfono con las únicas excepciones de las veces en que lo necesitas.
Un programa hace lo que le dices, no lo que quieres que haga.
Un programa informático te preguntan decenas de veces si "está seguro" cuando no pasa nada si se comete un error; no obstante nunca lo pregunta ante la posibilidad de provocar una fatalidad.
Un proyecto mal planeado se lleva tres veces el tiempo estimado para terminarse, uno bien planeado tomará solamente el doble.
Un soldador tiene la misma apariencia enchufado que desenchufado.
Un transistor extremadamente caro, protegido por un fusible, protegerá al fusible con una explosión autodestructiva.
Un transistor que está protegido por un fusible ultrarrápido, en realidad no lo será, pues aquel saltará antes que el fusible, evitando que éste salte primero.
Un usuario informático nunca sabe lo que quiere de un programa, pero siempre sabe lo que no quiere.
Un vago encontrará la forma de hacer fácil un trabajo que a tí te parece complicado.
Un verdadero problema no tiene solución.
Una avería en el aire acondicionado anuncia una sofocante ola de calor.
Una conclusión nace cuando ya no se te ocurre nada.
Una herramienta caerá siempre donde pueda hacer mayor daño.
Una reunión es un acontecimiento en el que se aprecian los minutos y se pierden las horas.
Una vez finalizada una mala racha, empezará otra peor.
Usa la ropa adecuada y el papel se representará sólo.
Vayas donde vayas, no hay suficiente papel higiénico.
Windows no se entera de que el disquete está protegido contra escritura hasta el final del formateo.
Click here to add a comment

Leave a comment:

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.