A las chicas les gustan los chicos malos

Según parece, a tenor de numerosos estudios y encuestas realizados, son los hombres con peor caracter los que tienen más éxito entre las mujeres. Esto, que debería ser la excepción, es la regla. Y esta regla parece tener su explicación aún cuando las mujeres no sepan decirnos exactamente por qué se decantan por los más canallas y se apartan de los más bondadosos.

PATOLOGÍA MÚTUA
Los hombres «malos» tienen ciertos rasgos patológicos que deberían ser un obstáculo para atraer al sexo contrario: se ponen furiosos enseguida, reaccionan muy impulsivamente, disparan antes de preguntar… Sin embargo, cuentan con una patología aliada: la que tienen las mujeres al preferirlos a ellos antes que a los hombres más formales, bondadosos y educados. Parece esto un mundo de locos, en el que las cosas funcionan al revés. Pero todo tiene su explicación.

ESTRATEGIAS EVOLUTIVAS
El fenómeno parece arrancar del mismísimo instinto de supervivencia. Ya viene de muchísimo tiempo atrás. Imagínate a un hombre primitivo siendo tan buenazo que reparte la caza con amabilidad y deja que todo el mundo se lleve las hortalizas de su huerto. Al final, ese hombre se queda sin comida, sin huerto y sin familia.

tipo-duro

Sin embargo, si en lugar de ser un buenazo eres algo más contundente, las cosas cambian. Si primero, dando igual quien ha cazado, comes tú y si cuando ves a alguien mirando al huerto lo recibes a pedradas, te aseguras que tanto tú como tu familia tengan lo necesario para asegurar su existencia e incluso su procreación. Por eso, la mujer prefiere a alguien un poco más cabroncete que a un calzonazos. Sabe que las cosas le irán mucho mejor y que estará más protegida.

DE FLOR EN FLOR
Por otro lado, los «chicos malos» tienden a tener más relaciones y, naturalmente, este comportamiento es más favorable a la procreación de la especie. Al resultar más atractivos para las mujeres, éstas les abren las puertas de la seducción sin pedir demasiadas explicaciones. Pero es que, además, incluso en las relaciones estables, los aspirantes a santo lo tienen peor. Los más bandidos y granujas se llevan el gato al agua en todos los terrenos.

OTROS FACTORES A TENER EN CUENTA
Si bien está demostrado que a las mujeres no les atraen los hombres tranquilos y bondadosos, también tienen en cuenta otros factores. Y es que hablamos siempre de lo mismo: buscan seguridad para ellas y para sus hijos. Hoy en día, el carácter puede ser sustituido por dinero. Si el hombre es más bueno que un pan pero tiene mucho dinero, puede ofrecer tanta o más seguridad que un chico malo.

También cuentan otros factores como el propio atractivo físisco o la inteligencia. Muchas mujeres dicen en las encuestas que lo que más les gusta de un hombre es que les haga reír. Por tanto, el carácter alegre, la inteligencia y una buena dosis de locura puede competir, a veces, con el poder de los hombres más impulsivos.

 

FOTO: Andrés Nieto Porras

 

Click here to add a comment

Leave a comment:

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.